Se ha producido un error en este gadget.

Ancdt´a

Aunque ya tiene como unos tres o cuatro años que deje de patinar, una muy pequeña parte en mi corazón aun está reservada para esto, una de las etapas en mi vida de las que más he aprendido y mas me ha marcado. Aun disfruto mucho ver videos de chicos patinando ya sea por las noches para poder relajarme o durante el día para poder inspirarme, ya que la música, la alta definición, los ángulos de las cámaras, el preciso y delicioso estilo urbano del que tanto disfruto, la habilidad de gente haciendo lo que ama y el saberlo apreciar es para mí una mezcla de habilidades inigualable.

Hace unos días vi un video muy inspirador, que hablaba sobre como es la vida que llevan aquellos skates que no son profesionales, aquellos que no tienen tanta suerte. Dentro del video el chico decía que siempre uno debía de recordar que cuando empezamos a patinar nunca lo hicimos para ganar dinero o para convertirnos en los héroes de alguien, lo hicimos por la libertad y la alegría que esto nos brinda, lo cual me hizo recordar un pequeño suceso que es lo que realmente traigo.

Todo comienza en una tarde del sábado a mis 13 o 14 años patinando como de costumbre con mis amigos en el modulo del ISSSTE, lugar con muchos escalones, desniveles y un suelo muy adecuado para patinar. Ese día precisamente no buscábamos sacar algún truco ni nada por el estilo, solo estábamos jugando como jugaría un niño con su patineta, vimos salir a una chica que acababa de terminar de hacer el súper, vestida como si acabara de salir de la oficina, una joven casi a punto de convertirse en adulta, nos miro por un momento mientras jugábamos, esperábamos regaños o preguntas incomodas como las que nos hacía la gente que pasaba por ahí, pero para nuestra suerte solo siguió su camino sin importarle mucho nada a nadie. Creo que nadie se esperaría que casi al instante fuera a volver. Todos estábamos distantes patinando cada quien en su lugar, y al verme a mí como el mas cercano se me aproximo, muy emocionada me comento que siempre había tenido el pequeño sueño de deslizarse fugazmente en una patineta al estilo de las caricaturas y me pidió de favor si le podía enseñar,  podría haberle prestado mi patineta y dejar que los resultados dependieran de su habilidad como acostumbraba hacer, pero esta situación tan peculiar me hizo cambiar de opinión, así que me di a la tarea de explicarle las partes de la tabla, la manera en la que debía de colocar sus pies, como debía de impulsarse y de darle unas cuantas demostraciones, luego le dije que practicara un poquito agarrándose de las rejas, al finalizar todo este proceso ella pudo avanzar, impulsarse y frenar sumamente bien tal y como lo haría alguien con un poco de experiencia andando en una tabla, muy emocionada me comento que se sentía mucho mejor de lo que se veía, que se sentía como si volara, estaba ella tan feliz. Se dedico a jugar un rato con mi tabla deslizándose en las rampas para discapacitados y por las demás partes del parque, al finalizar me devolvió mi tabla, me agradeció y se fue.

Quizás suene como algo muy sencillo, pero hoy día lo recuerdo como algo que me llena mucho, como si esa chica hubiera resumido la emoción que todos sentimos al patinar y por lo que lo empezamos a hacer, simplemente son esas pequeñas emociones que crean esa sensación de estar totalmente lleno de sentimiento y libertad.

Dscns´o

Odio cuando después de un fin de semana terminas en un domingo aburrido sin nada que hacer, en el que solo te atormentas con volver a las labores al día siguiente, las responsabilidades que tienes que cubrir y el hecho de no haber aprovechado bien tu poco tiempo libre. Así este fin de semana me vi decidido a llevar a cabo todas las actividades que se me presentaran y no rechazar ninguna, empezando desde el viernes en la noche al salir de la escuela, una salida con los amigos, pasear con mis hermanos, una tocada, un ensayo de un proyecto nuevo, entre otras cosas. Sé que esto sonara poco, pero por lo regular llevo una vida muy tranquila y no es algo a lo que este acostumbrado. No funciono muy bien mi plan siento como si no hubiera tenido el escape de la cotidianidad que yo buscaba, sin mencionar que terminé exhausto.

En fin creo que al igual que en casi cualquier aspecto de la vida la manera correcta para disfrutar tu fin de semana es encontrar la medida de tus acciones.

Prncp´o

Comenzare por decir que este es mi primer blog, nunca había tenido uno, lo mas acercado que había llegado a tener es un Tumblr porque me gusta pintar, dibujar y esos hábitos maricas que tiene la gente con perfil de diseñador, pero la mierda hipster, el forzamiento por publicar cosas y la monotonía de mi mismo concepto de Tumblr me bajo un tanto los ánimos, una desilusión que creo a cualquiera le ha pasado algo similar. Por eso esta vez vengo con una idea mas relajada de crear mi propia pagina que en verdad sea mía y en donde haga lo que yo quiera, cuando quiera y como mas me acomode.

Cabe recalcar que no soy una persona muy acertada con las palabras ni la redacción de estas y este espacio reducido que me recuerda al ámbito de una oficina me hace sentir un tanto torpe y temeroso, sin embargo lo que busco es transmitir algunas cosas de mi sin importar estos aspectos, cosas de mi con la que la gente se pueda identificar o que simplemente le interese, parecido a aquellas ocasiones en las que encuentras un blog y por alguna razón no puedes dejar de leerlo ya sea que contenga algo interesante,  una vida diferente a la tuya, una muy parecida o un punto de vista como el tuyo, sea lo que sea que capte tu atención considero que es una circunstancia de aquellas que no se puede describir, simplemente es algo muy padre.

Necesito decir que abro este blog ya con la inquietud de hace unos meses, simplemente la emoción de expresar y la necesidad de aceptación en un ámbito que me gusta pero no me considero cerca de ser bueno.

Bueno, simplemente ya hoy me despojo de tantas cosas y me decido a comenzar con este nuevo e interesante proyecto que espero sea de su agrado.